Actividades en la escuela de verano en Maipú

Miles de niños, jóvenes y adultos mayores están disfrutando de actividades en los distintos clubes que conforman la escuela de verano. Hay propuestas recreativas, deportivas y acuáticas. 

“Nuestro principal objetivo es que los niños sean felices, que encuentren sus espacios de participación y por sobre todo se sientan contenidos”, expresó Valeria Fragapane, profesora de Educación Física y Coordinadora en el Club Giol. 

Durante el mes de diciembre se organizó un pesebre viviente para navidad y la “kermese de colores”, donde los niños fueron los principales protagonistas.  

Esta semana el objetivo es realizar una jornada acuática donde habrá estaciones con inflables y juegos acuáticos. También hay programadas salidas al Club de Caza y Pesca, así como también visitas a peloteros para los más pequeños. 

Todos los años se hacen muestras de natación con las familias, torneos, campamentos, fogones, clases de aquazumba, talleres de cocina y la penúltima semana de la temporada se realizará una bicicleteada familiar. 

También se apuesta a la concientización y educación del medio ambiente: “tenemos como proyecto adicional relacionado con el cuidado del medioambiente, poder recibir una charla de personas que integran el grupo «Botellas de amor» y ser parte de esta colecta. Serían botellas llenas de residuos plásticos para su reciclado.”, agregó Antonella, profesora del Club Giol. 

Escuela de verano inclusiva 

Se paga una única vez por niño para toda la temporada. El monto es de $700 y $400, en clubes específicos y en los demás lugares es gratuito. Lo que lo hace realmente accesible ya que hay escuelas de verano privadas que cobran montos altísimos.

Por otro lado, durante todo un año se lleva a cabo el Programa de Adultos Mayores y se realizan diferentes actividades en 15 centros de todo el departamento, participan alrededor de 450 personas. Se hacen trabajos recreativos, gimnasia, socio-culturales, intercambios, entre otros. Puntualmente gimnasia en el agua y natación se desarrollan en el Polideportivo Juan Domingo Ribosqui y Giol. Además año tras año se incrementa el número de participantes. 

También se trabaja con niños y jóvenes con discapacidad: “realizamos tareas con chicos y jóvenes con discapacidad que están a cargo de tres profesores de educación física y monitores. Principalmente realizamos tareas de recreación, arte y expresión corporal” afirmó Lorena Zapata, profesora coordinadora de la Escuela de Verano. 

enero 12, 2020

Compartí